viernes, 27 de febrero de 2009

Invitacion


Recibi invitacion para participar de Antologia Femenina

jueves, 26 de febrero de 2009

COMUNICADO DE AIELC


ASOCIACION ISRAELI DE ESCRITORES EN LENGUA CASTELLANA
אגודת הסופרים הישראליים בשפה הספרדית

POB 1303 Kfar Saba 44113 ת.ד. 1303 כפר סבא 44113
'''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''
Comunicado 29 - 24 – 02- 2009 – LIBROS PUBLICADOS. 'DE MIL AMORES, POEMAS EROTICOS'

Estimados Amigos de la lista de AIELC,
Continuando con los comunicados previos les mandamos más información sobre los libros recientemente publicados por los autores de AIELC. Hoy le toca a 'DE MIL AMORES, POEMAS EROTICOS' de Marcela Vanmak.
A Marcela la saludamos fraternalmente y le transmitimos nuestras calurosas felicitaciones por esta obra importante que honra a nuestra comunidad de Escritores en Lengua Castellana en Israel
Prof. Ernesto Kahan
AIELC, presidente

Título: 'DE MIL AMORES, POEMAS EROTICOS'
Autor: Marcela Vanmak
Género: Poesía
Contacto: marcela_vanmak@yahoo.com.ar
marcvan@zahav.net.il

Editorial: Dorgraft, Allenby 100
Israel, Febrero, 2009
Páginas: 100
Tamaño: 21 x 15
Web: http://www.laclepsidrademarcela1.blogspot.com/

martes, 24 de febrero de 2009

Picaflor


PICAFLOR


Cuántos amaneceres degustados

jardines en sábanas de arena

en la belleza de la confesión

de los cuerpos ofrecidos

al asombro

En algún lugar estarás mimando

los pistilos vulnerables del placer

en cada rosa convocante,

mas encontrarás en las espinas

mi rebeldía acorralada

en la memoria

del tajo

que

sangra...

lunes, 16 de febrero de 2009

Aquel paraiso


La casa llora tu ausencia

en la voz del perro

hecha de olores y resaca

habitada por la desolación

mientras paseo mi tristeza

bajo la intemperie

Fueron nuestros la transpiración,

la cópula, el olfatear de los instintos

de los sabuesos,

la algazara de la noche

y el loco despertar

A medio morder las manzanas

los panes y el pastel

en el paraíso que construimos juntos.

Ya no se oye la palabra deseo

ni su música que incendiaba

los oídos

Arde a lo lejos una bella imagen,

pero no es la nuestra

Ya no nos pertenecen

los labios de fuego,

ni las manos entrelazadas de nido

los sexos serán de otros

como cuando se cambia de fe

y nuestros cuerpos excolmugados

por la indiferencia quizás algún día

se encuentren y se reconozcan

o pasen impasibles como el perfume del viento

Sólo tengo un sabor a resaca de amor atroz

en el suicidio de mi corazon que arde abrasado

a la catedral de tu perdido nombre…

lunes, 9 de febrero de 2009

Burka


BURKA

Celda de pies a cabeza,

puertas adentro,

pan y vientre vigilados

Lluvia de piedras

sobre mi conciencia

enterrada,

ablacion en los genitales

inagotable cicatriz

desde donde pujan

siglos y siglos de lagrimas

vencidas.

Sueño con la puerta

de una abierta jaula

y mi voz acariciando

los pliegues del desierto

en mil soles en los labios

de mi intensa libertad.

Marcela Vanmak

lunes, 2 de febrero de 2009

Gracias, Maria Eleonor Prado Modinger (Chile) por tu comentario a mi nuevo libro de adagios

Petalos Prohibidos


PETALOS PROHIBIDOS, adagios


«Quiero dejar en cada adagio un exiguo sabor a sabiduría», así Marcela Vanmak comienza su libro. Cuando iba leyendo algo no me cerraba; quizá, el término «exiguo», porque a medida que mis ojos iban bajando la mirada a esos bosquejos de profundidad y madurez se me presentaban desnudos y humildes, entonces, me dije, ¿humildad ante lo evidente? ¡Innecesario! Pero así son los grandes talentos: «Mudos testigos de su Yo», como ráfagas luminosas que alumbran la tercera parte de un anochecer antes de que el sol aparezca en total plenitud.


Me sugirieron una importante individualidad que toda persona debiera de tener para lograr llevar a la práctica el don de un «buen vivir». Marcela se pasea por mundos diversos, antagónicos o complementarios entre sí como lo son el hogar en el reposo de las bienaventuradas manos de una madre hasta los lamentos, aquellos que forman el tesón espiritual de un ser humano.

No existe en el libro una temática que sea más importante que otra, o que por descuido haya ensombrecido a la siguiente en jerarquía. Como un abanico se va perfilando la autora y desmenuzando su interioridad, en un coqueteo permanente entre la ironía y el sesgo, entre la esencia y lo elemental, mas nunca hay carencia en el decir.

Para el lector, todo un mundo en un par de páginas, la vida misma vista con ojos de mujer, con alma expandida al sol, es en realidad un todo elíptico que motiva en la autora dejar huellas en detalles dormidos que usualmente no dejamos despertar; mas ella los observa, toma de la mano y los desbanda en sus letras.
María Eleonor Prado Mödinger
Chile, Febrero 2009